Las supuestas últimas frases de Steve Jobs seguían siendo tan motivadoras como siempre, o incluso más. Pero lamentamos darte esta noticia, eran totalmente faltas y te contamos por qué.

Esta carta donde supuestamente el cofundador de Apple se sinceró al mundo justo antes de morir, donde hacía entendernos que el dinero no da la felicidad, quedaba realmente bien. Un hombre que lo había conseguido todo, había levantado una empresa de la nada y había puesto en los bolsillos de prácticamente toda la humanidad un smartphone… te estaba diciendo que lo importante no es el dinero, sino tus logros y sentirte a gusto con quién eres  :’). Pero no, por muchas frases buenas que tenga Steve Jobs, esta carta no es suya.

Seguramente no os sorprenda demasiado que sea un “fake”, lo hemos visto en otros casos como la muerte del encantador de perros, la resurrección de Paul Walker y otros tantos casos de falsas muertes de conocidos personajes. ¿Por qué? Porque aún perdiendo la fiabilidad de muchos de sus lectores, obviamente, los que pierden los vuelven a ganar con los crédulos” que corriendo han ido a leer y compartir el post. No pasa nada, a todos nos ha pasado alguna vez! Eso sí, antes de compartirlo en todas las redes sociales, comprueba su veracidad, por favor.

Sin más os dejamos la famosa carta tras el salto. Por cierto, Steve Jobs era budista.

He llegado a la cima del éxito en los negocios.
A los ojos de los demás, mi vida ha sido el símbolo del éxito.
Sin embargo, aparte del trabajo, tengo poca alegría. Finalmente, mi riqueza no es más que un hecho al que estoy acostumbrado.
 
En este momento, acostado en la cama del hospital y recordando toda mi vida, me doy cuenta de que todos los elogios y las riquezas de la que yo estaba tan orgulloso, se han convertido en algo insignificante ante la muerte inminente.
En la oscuridad, cuando miro las luces verdes del equipamiento para la respiración artificial y siento el zumbido de sus sonidos mecánicos, puedo sentir el aliento de la proximidad de la muerte que se me avecina.
Sólo ahora entiendo, una vez que uno acumula suficiente dinero para el resto de su vida, que tenemos que perseguir otros objetivos que no están relacionados con la riqueza.
Debe ser algo más importante:
Por ejemplo, las historias de amor, el arte, los sueños de mi infancia…
No dejar de perseguir la riqueza, sólo puede convertir a una persona en un ser retorcido, igual que yo.
Dios nos ha formado de una manera que podemos sentir el amor en el corazón de cada uno de nosotros, y no ilusiones construidas por la fama ni el dinero que gané en mi vida, que no puedo llevarlos conmigo.
Solo puedo llevar conmigo los recuerdos que fueron fortalecidos por el amor.
Esta es la verdadera riqueza que te seguirá; te acompañará, le dará la fuerza y la luz para seguir adelante.
El amor puede viajar miles de millas y así la vida no tiene límites. Muévete adonde quieras ir. Esfuérzate para llegar hasta las metas que desea alcanzar. Todo está en tu corazón y en tus manos.
¿Cuál es la cama más cara del mundo? La cama de hospital.
Usted, si tiene dinero, puede contratar a alguien para conducir su coche, pero no puede contratar a alguien para que lleve su enfermedad en lugar de cargarla usted mismo.
Las cosas materiales perdidas se pueden encontrar. Pero hay una cosa que nunca se puede encontrar cuando se pierde: la vida.
Sea cual fuere la etapa de la vida en la que estamos en este momento, al final vamos a tener que enfrentar el día cuando la cortina caerá.
Haga tesoro en el amor para su familia, en el amor por su esposo o esposa, en el amor por sus amigos…
Trátense bien y ocúpense del prójimo.

 

Comentarios

comentarios