Increíble, sin palabras. Las imágenes parecen un videojuego o película de ciencia ficción creada con un potente programa de edición pero no… es la imagen perfecta en el momento perfecto. Y es que el acrobático español Horacio Llorens bailó con las hipnóticas ondas de la Aurora Boreal en Tromso, Noruega.

Lo mejor de todo es que Red Bull, que no se pierde ni una, estaba ahí para poder grabarlo. El vídeo resultante es una narración del señor Llorens donde vemos la caída de la noche en Tromso mientras el fondo del cielo iba dando pinceladas de una de las imágenes más apasionantes que nos deja la naturaleza.

Todo esto ha sido dedicado al hermano de Llorens que murió hace cinco años en un accidente en parapente.

“El volar en la noche con las estrellas, que me hizo pensar en él”, dijo Llorens. “Creo que todavía está con nosotros volando cuando estamos arriba en el aire.”

El vídeo no deja a nadie indiferente, ¡es apasionante lo mires por donde lo mires! Hace ver lo insignificantes, y a la vez, grandes que somos.

 

Comentarios

comentarios