A estas alturas, queda más que claro: los drones han llegado para quedarse. Estos singulares aparatejos ya han protagonizado una gran cantidad de artículos, bien sea por chocar contra algún famoso, por producirle un corte a un cantante en un concierto o por los múltiples usos que les podemos dar.

Un padre, cansado de los métodos tradicionales, ha decidido usar un dron para arrancarle un diente flojo de su hija. Lo que antes hacíamos con una puerta y un hilo, ahora podrían hacerlo los drones. En el vídeo, se ve a un padre visiblemente emocionado que narra lo que piensa hacer para conseguir su objetivo.

Viendo la grabación, queda más que claro que el más ilusionado es el padre ante su gran hazaña, mientras que la hija simplemente sonríe tras haberse quedado sin el diente. Sí, la sonrisa es porque sabe que llegará el Ratoncito Pérez con un regalo, y no por la ferviente ilusión del ‘friki-padre’ del año.

https://www.youtube.com/watch?v=rvirzLY-idM

 

Comentarios

comentarios